Reciclaje necesario y mucho que alfabetizar

25 de noviembre de 2021
Juanma.Punta del verde

Juan Manuel Ávila Llorente

“Lo que ocurre en África a mí no me importa”. La frase, dicha con descaro y sin asomo de sonrojo alguno, se la oí a una alumna de tercero en uno de los institutos a los que pretendemos “alfabetizar mediáticamente” gracias a esta estimable, necesaria y en cierto modo quijotesca, iniciativa de la Asociación de la Prensa de Sevilla. El citado comentario también es reflejo del desinterés, desapego y desconocimiento que una significativa parte de los jóvenes le tienen a lo que ocurre más allá de su barrio o la pantalla de su móvil. Queda pues mucho que “alfabetizar”, dado que no solo lo que acontece al sur de Andalucía importa poco o nada a un porcentaje considerable de los alumnos a los que he conocido y tratado. La encuesta de actualidad previa al inicio de las sesiones ya denota el escaso conocimiento que tiene la mayoría de lo que sucede en el mundo y hasta en su propia ciudad.

Por la experiencia adquirida, tanto con el alumnado como con sus profesores, el horizonte cercano de poder votar por primera vez, y con ello decidir en cierta medida quién y cómo se les gobernará, parece que tampoco les incita ni alerta sobre la necesidad de estar bien informado.

“Yo me informo por Instagram” fue otra curiosa, a la par que preocupante, respuesta que recibí de un alumno a la pregunta general de qué canales y medios utilizaban para estar al corriente de lo que pasaba en el mundo, en su país y en su ciudad. Las redes sociales sí forman parte de su universo, pero informarse a través de ellas requiere preparación, esfuerzo y saber discernir y ahí la realidad resulta desalentadora si preguntas directamente a quienes las consumen con pulsión, pero con escaso criterio.

Ya es sabido que un diario impreso es para ellos una reliquia, algo que en el mejor de los casos han visto “en casa de los abuelos”, pero tampoco es que frecuenten las ediciones digitales de los diarios que perviven ni la de los que han nacido al amparo de internet. La televisión no es en la actualidad una opción informativa para estos jóvenes que tienen cercano el paso a la Universidad o a la formación profesional. La costumbre habitual de comer o cenar en casa con los “telediarios” de telón de fondo ya ha dejado de serlo. Esa somera información, que calaba casi sin ser consciente de ello, ya no les llega. Intereses y hábitos diferentes han ido influyendo para que en “la era de la información”, donde es más accesible y cómodo llegar a los canales que las distribuyen, quede en evidencia que un sector amplio de nuestra juventud vive ajeno a los hechos relevantes, a los que tienen incidencia en el discurrir del mundo. Ello debe llevarnos a reflexionar, tanto a los que están a diario conviviendo con ellos y tratando de educarlos, como a los que seguimos empeñados en prestigiar la profesión periodística, porque algo estaremos haciendo mal para que estos ciudadanos cercanos a ejercer su derecho al voto pasen tan olímpicamente de lo que da sentido a nuestra profesión.

Aunque estos talleres van encaminados a poner en valor nuestro oficio, más que a fomentarlo entre los futuros estudiantes y ejercientes del mismo, sí he comprobado que apenas hay alumnos que muestren interés por ser periodistas. Otra cosa sería si les diéramos herramientas para ser “streamers” o “youtuber” de éxito. Ahí si encontraríamos un terreno abonado para captar su interés. Pero no es ese nuestro propósito. En cualquier caso, sí debemos profundizar en la manera de captar la atención de este alumnado tan disperso y que crece ajeno a la necesidad de estar bien informado.

En este panorama sombrío, que también presenta honrosas excepciones, se hace más que necesario “alfabetizar mediáticamente”. Despertar el interés por estar al día de lo que ocurre, fomentar debates que tengan como base argumentos contrastados y acudir a fuentes de información fiables deben seguir siendo las premisas de estos talleres, que en cuestiones de género también están sembrando su necesaria semilla. Ojalá que quienes los propician y financian los sigan alentando, pues hay mucho campo que cultivar.

1

La Prensa en las escuelas


‘La Prensa en las escuelas’ es un proyecto educomunicativo, impulsado por la Asociación de la Prensa de Sevilla y financiado por EduCaixa, para promover la alfabetización mediática del alumnado de Secundaria y Bachillerato.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS AL 954 29 39 40


Con la colaboración de:

Educaixa y Ayuntamiento de Sevilla


Ir a la barra de herramientas